sábado, 27 de octubre de 2012

UNA CHARLA CON...ANDRÉS PASCUAL



Por: Cristina Puig

Hola a todos,
Como podéis ver, tenía la sección del blog “Una charla con…” algo aparcada (por falta de tiempo). Ahora he decidido retomarla. En ella entrevisto y reseño la obra de escritores, ilustradores, músicos y personas del mundo de la cultura. Como sabréis preparo estas charlas sin otra pretensión que colgarlas en mi blog, ya que no soy periodista y mi objetivo no es realizar entrevistas exhaustivas, sino simplemente “tomar un café con el autor y mantener una charla entre amigos”.

En esta ocasión me gustaría presentar al escritor Andrés Pascual, al cual agradezco muchísimo su tiempo y dedicación. Hace un día cayó en mis manos su última novela “El sol brilla por la noche en Cachemira”(Planeta), una novela que no dejo de recomendar y si os soy sincera, cuya lectura he devorado en un día.

El autor: En primer lugar me gustaría hablar un poco del autor sin extenderme. Si necesitáis más información siempre podéis consultar datos en su web (www.andrespascual.com). Creo (y me atrevo por lo que he leído) a definir a Andrés como “una mente inquieta, un escritor y viajero infatigable con alma de poeta”. El autor, nacido en Logroño en 1969, es Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra. Es un gran amante de la música, ha formado parte de diversas bandas y compuesto canciones para otros artistas. Es un viajero tenaz que ha recorrido medio mundo y conocido un sinfín de culturas en busca de inspiración para sus novelas y de las respuestas a preguntas que el ser humano no ha dejado de plantearse. Colaborador en programas de radio de emisión nacional; Director del Aula de Cultura de Vocento en La Rioja y conferenciante en toda España. Andrés es autor de la exitosas novelas como “El Guardián de la Flor de Loto” (obra traducida a varios idiomas que se encuentra en proceso de adaptación cinematográfica); “El Compositor de Tormentas”, obra finalista del VIII Premio de Novela de Ciudad de Torrevieja” o “El Haiku de las palabras perdidas” (novela traducida a diversos idiomas que ya va por su tercera edición en España).

La novela: Lo que me ha llamado mucho la atención a primera vista es su título “El sol brilla por la noche en Cachemira”, que resulta sugerente y desconcertante al lector ¿Por qué un sol que brilla en la noche? Me preguntaba, y hallé la respuesta en la propia novela; en la filosofía que transmite.
La obra narra la historia de dos personajes que se encuentran perdidos en una situación muy extrema y que juntos encuentran la luz al final del túnel. Un ejecutivo llamado David Sandmand se incorpora al equipo de observadores desplegado por Naciones Unidas en Cachemira, una región del Himalaya inmersa en guerra. Torturado por un drama familiar, él busca huir de todo y liberarse del dolor, pero ocurre algo inesperado. Allí conoce  a Aurore, una enfermera militar con la que inicia una intensa relación. En una sola noche y bajo la adversidad de la situación, ambos construirán su paraíso particular en mitad de un océano de enseñanzas milenarias que encierran el secreto para alcanzar la felicidad.
Me gustaría destacar varios aspectos de la novela. En primer lugar el tratamiento tan poético y el estilo tan lírico que se manifiesta, tanto en los pensamientos de los personajes como en sus diálogos. Ello se refleja también en sus anteriores novelas.

En segundo lugar, el autor ha volcado en la obra muchas enseñanzas filosóficas que el mismo ha ido absorbiendo y acumulando, bien a través de lecturas, gente que ha conocido, o en sus viajes. En ese sentido, Sandman es un personaje curioso, tremendamente positivo y valiente, que atesora muchas enseñanzas que le transmite a Aurore. Es una persona que comprende que el ser humano forma parte de un todo; de un Universo. “Todos somos el mismo mar” como dice en la novela. Entiende que la vida es un privilegio y que tenemos que buscar nuestro camino y luchar por nuestros sueños porque eso le da sentido, y que para no sufrir debemos  dejar de pensar que hay cosas que nos pertenecen porque todo es impermanente; como nuestra existencia, y cuando morimos todo se transforma. Dejamos el cuerpo material pasando a formar parte de un todo.

Las enseñanzas filosóficas se plasman con naturalidad en los diálogos y frases. Ejemplo de ello es la cita del Maestro Rabindranath Tagore; enseñanzas de Buda; de Ramiro Calle o pequeñas fábulas con las que ejemplifica diversos temas y preguntas que el ser humano se formula y a las que en ocasiones no encuentra respuesta. El sol nocturno es una metáfora que utiliza para explicar que todos en situaciones difíciles encontramos luz al final del túnel; que algo nos ilumina.

Por último me gustaría destacar también que se trata de una historia de amor; de una “fábula de sentimientos” como se ha dicho, ambientada en una región apartada y olvidada en la que ambos personajes a pesar de conocerse en una situación extrema, son capaces de construir un paraíso particular. En definitiva, os aseguro que es una novela altamente recomendable que no dejará indiferente al lector.

A continuación os dejo una sucinta entrevista al autor de “El sol brilla por la noche en Cachemira”. Espero que os guste.
-¿Cuándo nace Andrés Pascual como escritor? Comencé a escribir de la mano de mi abuelo (compartimos el nombre, Andrés Pascual) Él escribía unos libros de ortografía que se llamaban “Mis Dictados” y se estuvieron publicando el España durante cuatro décadas.
-¿Por qué escribes? ¿Dónde encuentras la inspiración?

Hay dos motores fundamentales de mi literatura: la música y los viajes. Yo soy pianista y he formado parte de muchas bandas, incluso de forma profesional a principios de los 90. Pero componiendo notas y silencios nunca hallé la satisfacción personal que me aporta el escribir palabras y espacios. De todas formas, intento volcar en el texto melodía, armonía y ritmo. Toda la vida es música. Y los viajes… qué puedo decir. Los viajes físicos se convirtieron sin querer en viajes literarios y, ambos, en interiores que me han hecho crecer.
-¿Tienes alguna manía a la hora de escribir?
Suelo escribir a primera hora de la mañana, cuando todavía no me he adulterado demasiado con el caos vital. O al final del día, cuando el torbellino cotidiano queda atrás…
-¿Cómo se gestó tu primera novela “El Guardián de la Flor de Loto”? ¿Fue muy difícil para ti comenzar a publicar?
Surgió de un viaje al Tíbet. Allí encontré magia suficiente para llenar mil novelas y me lancé sin red. La experiencia profesional de publicar llegó sin esperarla. No contaba con ello. Quizá por eso, por hacerlo sin esperar nada a cambio, llegaron las recompensas.
-En tus novelas suelen reflejarse unas “enseñanzas o aprendizaje”, una búsqueda de respuestas y reflexiones que el ser humano se ha cuestionado y se cuestiona. Tienen un trasfondo filosófico y se le concede mucha importancia a la espiritualidad y a las emociones ¿por qué es así? ¿Qué buscas transmitir en tus obras?
Mis viajes, fundamentalmente a Oriente, me han enseñado a abrirme a la espiritualidad. Todos tenemos un agujero en forma de Dios en el pecho. Yo trato de llenarlo con entrega, desplegando todo mi amor de forma incondicional. Y esto es algo para lo que han sido muy importantes mis novelas. Cuando he visto cómo se entregaban mis personajes, he adquirido el coraje necesario para hacerlo yo mismo.
-¿Por qué eliges Cachemira y un lugar como un hospital lejos de todo para ambientarla? ¿Cómo surgió?
Viajé allí hace unos 8 años. Cachemira era el lugar perfecto para que mis personajes huyeran de todo y al mismo tiempo encontrasen la paz. Esas montañas forman una apasionante burbuja de energía.
-He leído que escribir esta última novela “El sol brilla por la noche en Cachemira” te ha llevado 43 años, pero ¿cómo es eso posible?
Porque en ella he volcado todo lo aprendido en el viaje de la vida. Hay libros que no se pueden escribir de forma temprana, para los que necesitas “tener una edad”, como decimos en La Rioja. Antes de escribir este libro he tenido que vivirlo.
-¿Qué libros te han llamado más la atención a lo largo de tu vida?
Leo las cosas más diversas. Ahora estoy con Baila, baila, baila de Murakami. Me encanta Baricco.
-¿Nos puedes dar algún adelanto sobre tu próxima novela o decirnos al menos si te inspirarás en otro de tus viajes para escribirla?

Siempre tengo una nueva novela en la cabeza. Ya no puedo parar. Es como vivir. Vivir es escribir tu propia novela, con su melodía, protagonistas, secundarios, ritmo narrativo…
Muchísimas gracias por tu tiempo y tu amabilidad Andrés. ¡Suerte con la novela!

Para más información:

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario