domingo, 18 de abril de 2010

El Hombre Elefante (1980)



Hola,

Hoy no vengo a hablar de libros (ya que me encuentro en pleno proceso de revisión de “La Reina Oscura”) sino de una de las películas que más me gustan “El Hombre Elefante”.

David Lynch produjo esta película en 1980, y a parte de “Dune” es una de mis favoritas (entre otras). En ella se narra vida de un hombre con terribles malformaciones físicas.
La historia está basada en un caso real aunque en el film se le aplicaron ciertas dosis de dramatismo, y por lo que he leído, Lynch obvió o “transformó” algún detalle de lo que fue la historia real de Merrick.

La película fue rodada en blanco y negro y obtuvo ocho nominaciones a los óscar aunque no se llevó ninguno. Destaca la fantástica interpretación del que considero uno de los mejores actores: S. Anhtony Hopkins, y del increíble John Hurt. A ello se añaden los conmovedores planos maestros; la excelente fotografía de la película ( a cargo de Freddie Francis) que supo captar a la perfección el ambiente decimonónico a base del juego de claroscuros y captar la esencia de la época, los ambientes, las modas... y una banda sonora melancólica e intimista a cargo de John Morris que no deja indiferente.

Entre los temas que se tratan en el film destacan la tolerancia; la dignidad humana; el respeto; la lucha por ser aceptado; el rechazo…
La película narra la historia de Frederick Treves (A. Hopkins), cirujano y profesor universitario que descubre en una feria ambulante a un hombre con malformaciones físicas tremendas que está siendo vendido y utilizado como “mono de feria” en un espectáculo de freaks (J. Hurt). El profesor tratará de ayudar a Merrick en su triste vida e inhumano sufrimiento llevándole con él.

Como dije antes Lynch parece tomarse alguna licencia porque he estado leyendo algo sobre la historia real de Merrick ( del cual se publicó su autobiografía…) y Lynch aporta una visión errónea del empresario teatral que lo contrató mostrándolo como un ser cruel y desalmado, que lo tenía encerrado en una jaula como a un animal y lo molía a latigazos. Merrick, sin embargo, dijo en su autobiografía: “de Ellis recibí el más grande afecto y atención. Desde mi primera aparición ante el público se me trató bien. Puedo decir, de hecho, que estoy tan cómodo ahora como incómodo estuve antes". Incluso el empresario que lo contrató más tarde, Tom Norman, lo trató asimismo con grandes cuidados. Aunque posteriormente un empresario (que no tenía nada que ver con los nombrados) lo invitó a hacer una gira por Bélgica. Una vez en Bruselas y a solas, le robó a Merrick su dinero y lo abandonó, dejándolo solo y hambriento vagando por las calles. Este último empresario fue el único que traicionó a Joseph y no los anteriores.

Otro punto a comentar es el nombre del protagonista. En la película de Lynch se le presenta como John Merrick y no como Joseph.
El error proviene del libro que Treves escribió sobre él, titulado "El hombre elefante y otras reminiscencias", en él cual se basó el guión del filme junto con otro: “El hombre elefante: un estudio sobre la dignidad humana” de Ashley Montagu.
En su obra, Treves llama a Joseph "John". En los manuscritos originales el médico tachó el nombre Joseph todas las veces que aparecía, reemplazándolo por John. La correspondencia de Merrick que aún se conserva está firmada como Joseph, y lo mismo se anota en la investigación sobre su muerte y la subsiguiente autopsia. Treves conoció personalmente a Merrick pero no se sabe porque motivo reemplazó su nombre en el libro.

Una película que de vez en cuando apetece volver a ver.

Reacciones:

4 comentarios:

  1. Hola, Cristina,
    Tengo un vago recuerdo de la película, lo que pasa es que hace tanto que la vi, que apenas queda nada en mi mente. Creo recordar alguna que otra escena con el personaje siempre tapando su cabeza, o algo así. A ver si la encuentro y puedo volverla a ver.
    Con Dune me ocurre lo mismo, esta me gusto es su día bastante: esos bichos saliendode debajo de la arena, asombroso para su tiempo. Desde luego, las dos películas son clásicos del cine.

    Un abrazo, amiga.
    Mián Ros

    ResponderEliminar
  2. Hola, Cristina. EStoy contigo: esta peli es fantástica, maravillosa, las interpretaciones geniales, y la música y fotografía sobrecogedoras. Una entrada preciosa, te felicito, de verdad, muy interesante.

    ResponderEliminar
  3. Hola MiánRos,

    Pues vale la pena volver a verla, no solo por la historia, la fotografía, música...el conjunto. Un abrazo
    Cris

    ResponderEliminar
  4. Hombre, hola Sergio,

    Me alegra leerte por aquí. Cierto, para mí una de las mejores clásicas en conjunto. Un abrazo,
    Cris

    ResponderEliminar