sábado, 6 de marzo de 2010

Vivir adrede (Mario Benedetti)

Los sentimientos se deslizan, a veces se refugian en guaridas de amor, pero cuando emergen al aire preso o libre, dan el color del mundo, no del universo inalcanzable sino del mundo chico, en contorno privado en que nos revolvemos. Gracias a ellos, a los sentimientos, tomamos conciencia de que no somos otros, sino nosotros mismos. Los sentimientos nos ortorgan nombre, y con ese nombre somos lo que somos.

(Vivir Adrede: Mario Benedetti)

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario